Lluvia de meteoros, Las Perseidas, lágrimas en el cielo 13 Agosto 2018.

**Hace  días atrás el mes de julio mostro un espectáculo astronómico como lo fue el eclipse total de Luna y la mayor aproximación de Marte a la Tierra en 32 años. El mes de agosto también mostrara su espectáculo en la bóveda celeste, donde   los ojos volverán a estar puestos en el firmamento,  esta vez para contemplar, un fenómeno que no por producirse cada año deja de sorprendernos. Se trata de la lluvia de meteoros, conocida como las Perseidas o lágrimas de San Lorenzo.**

El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las perseidas es del año 36 D. C., de los anales históricos chinos donde se cita un pico de meteoros en esas fechas. Pero no fue hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adolphe Quetelet, demuestra que se produce una lluvia de meteoros, de forma cíclica en agosto, con su radiante en la constelación de Perseo. El fenómeno tiene una sencilla explicación: nuestro planeta cruza cada año por estas fechas la estela de partículas de polvo y hielo que deja tras de sí el cometa, un cuerpo celeste de unos 26 kilómetros de diámetro que orbita el Sol una vez cada 133 años. Son esas partículas que deja el Swift-Tuttle las que se convierten en lluvia de meteoros al atravesar la atmósfera terrestre.
El  último paso visible del cometa  Swift-Tuttle por el planeta Tierra fue en 1992, produciéndose en 1993 un pico de actividad con THZ 300 meteoros por hora. Desde entonces, la actividad ha descendido progresivamente hasta el nivel normal de la actualidad.

En 2009, hubo un paso hacia una corriente de restos de mayor densidad poblacional, por lo que la THZ fue de 173 meteoros por hora.
Aunque la lluvia de estrellas está activa desde el pasado 17 de julio y hasta el 24 de agosto, no será hasta la noche del domingo 12  y la madrugada del lunes 13 donde se alcance el pico máximo a las 2:00 HLV cuando se registren un mayor número de perseidas visibles en el cielo con una tasa zenital de THZ =100 y una velocidad de 59 km/s. El mapa celeste para poder ubicar el radiante de esta lluvia de meteoros, debemos dirigir nuestra mirada hacia el noreste, que será donde a partir de las 8 pm del domingo 12 comenzará a salir por el horizonte la constelación de Perseo. Cabe destacar que para la hora del pico máximo de la lluvia de meteoros estará presente la constelación de Tauro también por el noreste, una vez ubicados en esta constelación dirigimos la vista hacia su izquierda de esta manera también podemos ubicar el radiante de la Perseidas.
Gracias a que nuestro satélite, la Luna se encuentra en fase nueva la misma nos brindara un cielo oscuro que será idóneo para disfrutar de esta lluvia de meteoros, siempre y cuando las condiciones climáticas, tanto la contaminación lumínica lo permitan.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses